Polideportivo La Gran Parada de Caricuao necesita acondicionamiento general

Reductores de velocidad para su calle principal es otra de las necesidades presentes en esta comunidad caraqueña de la parroquia Caricuao. Con pocos habitantes preocupados por su bienestar, de un total de 3.000, sobreviven a la apatía, otros se refugian en el recuerdo, rememoran lo bello del lugar con su tren y siembra de hortalizas

2 views
El polideportivo La Gran Parada de Caricuao tiene sus cuatro canchas dañadas, habitantes y directivos hacen un llamado urgente al Estado para que los ayuden en su reparación. Foto: Andrés Rodríguez
El polideportivo La Gran Parada de Caricuao tiene sus cuatro canchas dañadas, habitantes y directivos hacen un llamado urgente al Estado para que los ayuden en su reparación. Foto: Andrés Rodríguez

Caracas.- La comunidad de La Gran Parada está ubicada en una calle principal de más de tres kilómetros que llega hasta el puente de Las Adjuntas. Sus habitantes pertenecen geográficamente a la parroquia Caricuao y políticamente a la parroquia Macarao, así lo explicó al equipo de El Pitazo en la Calle Doris Ortega, miembro de un consejo comunal.

Sus casi 3.000 habitantes transitan en su calle principal y en las encontradas en sus tres sectores: Altos de la Libertad, Zona 1 y Zona 2. Todavía en los rendijos de las ventanas, de sus calles y aceras se puede ver y escuchar gestos de buena vecindad, así como la apatía, la que por suerte no ha tocado a todos sus habitantes, ya que gracias a los vecinos activos, preocupados que invitaron al equipo de El Pitazo en la Calle para dar a conocer sus necesidades y parte de su ensoñador pasado.

César Calderón, junto con Alexis Villalobos, habitantes de esta comunidad caraqueña, están preocupados por la situación actual del polideportivo, bastión principal y de concurrencia de varias comunidades de las parroquias Caricuao y Macarao.

Los vecinos confesaron que están dispuestos de recibir los materiales de la empresa privada u organismo del Estado que los quiera ayudar para ponerse con sus propias manos a hacer el acondicionamiento general que urge en este espacio deportivo.

En 2018, varios estudiantes de la escuela Isaura Correa y transeúntes fueron atropellados en la calle principal de La Gran Parada, vecinos piden reductores de velocidad.Foto: Andrés Rodríguez

«Necesitamos en buenas condiciones al polideportivo, porque cada vez que tenemos estudiando, haciendo deportes, ejercicios a un niño, a un joven lo estamos alejando de la delincuencia, del ocio insano. Si nos dan los materiales de construcción, los fines de semana hacemos un sancocho y nos ponemos a reconstruir, a arreglar el polideportivo», dijo emocionado César Calderón.

«En la Gran Parada no hay gente mal», aclaró rápido Alexis Villalobos, vecino atento que se ofreció para reportar las necesidades actuales de esta comunidad de Caricuao. «Se llama así porque aquí era la parada del tren que iba a Valencia, al El Encanto; aquí todavía quedan vivos personas que trabajaron en la taquilla vendiendo los tickets».


LEE TAMBIÉN:

VECINOS EN LA VEGA NO SOPORTAN FETIDEZ POR BOTE DE AGUAS NEGRAS

Alexis confesó que le gusta vivir en La Gran Parada porque allí conoce a casi todos sus vecinos: «Con mis 56 años y mi casa en este lugar no me voy, aquí la gente es buena, echadora de bromas, pero solidaria». Desde una esquina le gritan ‘Ñapa’, se ríe y recuerda lo antes dicho: «Aquí son unos jodedores, pero buena gente con el que visita y con el vecino».

Alexis, junto con César, saben que el costo de reparación total representa mucho dinero, pero consideran que los beneficios que van a tener al terminar el acondicionamiento del polideportivo van a ser más.

En este polideportivo, cada fin de semana, cuando hay juego se dan cita barras grandes de asistentes. «Vale la pena hacer esta inversión. Solo esperamos que nos visite una compañía privada, alguien del Estado para darle hasta un plan de compromiso de la comunidad en el área de mantenimiento y vigilancia».

Los vecinos que hicieron el recorrido con el equipo de El Pitazo en la Calle indicaron que es necesario acondicionar el polideportivo, porque así evitan que niños y jóvenes estén sin hacer nada en la comunidad. Foto:Andrés Rodríguez

«Niños, personas atropelladas»

«En esta comunidad urge que coloquen policías acostados o como le dice usted, reductores de velocidad, ya que en la única escuela que queda, la Isaura Correa, por estar ubicada en su calle principal han atropellado a estudiantes, vecinos y transeúntes. Esto es un peligro ya que comenzaron las clases y da de todo ver esos niños en peligro», comentó Mileidy González, habitante de la zona 1 de La Gran Parada.

González añadió que hace falta colocar un liceo en la comunidad. Destacó que hace un año dejó de funcionar un colegio privado debido a la situación país. «Lo ideal es que el estudiante que habite en La Gran Parada no tenga que ir para Macarao o para los colegios ubicados en la parte alta de la parroquia Caricuao».

«Esto era bien lindo»

Carmen Salcedo, a sus 80 años de vida, dudó para abrir su puerta. El sueño que le dejó la siesta la tenía confundida, repetidas veces le tocó al equipo del diario presentarse: «Somos periodistas de El Pitazo, queremos hablar con usted sobre cómo fue esta comunidad en sus inicios». Se ríe. Su cabello totalmente cano. Totalmente despierta, se levantó del sillón para decir que iba a ver cómo podía ayudar.

«Esto era bien lindo, puro monte, tomar el tren cerca de la casa, pasear y ver las siembras de hortalizas de los portugueses», dijo Carmen Salcedo, una de las fundadoras de La Gran Parada de Caricuao. Foto: Andrés Rodríguez

«Esto era bien lindo, natural, puro monte. Era un paraíso. Uno tomaba el tren para pasear y se veía a sus costados los sembradíos de hortalizas, frutas de los portugueses, era otra Venezuela», recordó la consultada.

Varias veces, la señora Salcedo convidó al equipo de El Pitazo a ir a la casa de Las Pachecos; sin embargo, ellos no estaban en la residencia. «Yo llegué después de unas de las inundaciones del río, poco a poco junto con mi familia construimos esta casa, ya mis hijos están viejos. Yo me quedé aquí porque me gusta. Aquí tengo buenos recuerdos de ese país que creció bajo el trabajo, bajo los buenos modales».

Sin seguridad ciudadana

Mileidy González, vecina que colaboró en el recorrido por esta comunidad, comentó que necesitan que en el módulo ubicado al lado del polideportivo se habilite el servicio de seguridad ciudadana, dejado por la Guardia Nacional el 30 de abril de este año.

«Hace más de cuatro meses que está vacío, por suerte se pudo sacar a unos delincuentes e indigentes que tenía el lugar para consumir drogas. Necesitamos la presencia de autoridades en este módulo. Nos preocupa incluso ver propaganda del chavismo recién puesta, porque sabemos que esa no es la solución».

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. votos:

Como encontraste útil esta publicación ...

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!

DÉJANOS TU COMENTARIO